Ser padres nos hace responsables no solo del cuidado de nuestros hijos sino también de la educación espiritual que les brindamos desde el momento en que los concebimos. Por eso quiero compartir con ustedes 10 sencillas formas de acercar a nuestros hijos a Dios inclusive desde el momento en que nos enteramos de que vamos a ser padres.

  1. Reza en voz alta durante el Embarazo
  2. Llévalo a misa
  3. Reza con ellos en las noches
  4. Familiarízalo con imágenes de Jesús y de María Santísima
  5. Déjalo elegir películas y libros que hablen de Dios
  6. Déjalos participar en actividades relacionadas con la Iglesia
  7. Permítele ver que hay niños que no lo tienen todo
  8. Enséñale a apreciar la naturaleza
  9. Hazle saber que hay más satisfacción en dar que en recibir
  10. Enséñale a bendecir los alimentos