Parroquia de San Lázaro

Adviento 2021

Adviento 2021

Adviento: ¡Te esperamos, Señor!

Color litúrgico

Lecturas bíblicas

Tiempo de Adviento

Corona de Adviento

La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para representar al fuego del "dios sol", a fin de que "regresara con su luz y calor durante el invierno". Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas. Partían de sus costumbres para enseñarles la fe católica. Fuente: aciprensa.com

Mes de María 2021

Mes de María 2021

«“¡Alégrate, María!”...
Bajo tu amparo nos volvemos a encontrar»

Desde el 8 de noviembre y hasta el 8 de diciembre, Día de la Inmaculada Concepción, celebraremos una edición más del MES DE MARÍA. En esta oportunidad, la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) ha definido como lema, «“¡Alégrate, María!”. Bajo tu amparo nos volvemos a encontrar», evocando la anunciación que el ángel Gabriel hiciera a la madre del Mesías, registrada en Lucas, cap. 1:28.

La Librería Pastoral de la CECh y la Pastoral Universidad Católica editaron en conjunto una nueva versión del Mes de María para este año 2021, con la idea de acompañar y animar las celebraciones a través de las cuales tantas comunidades se volverán a reunir a lo largo del país. Si desea adquirirla, lea más aquí.

Si quiere acceder a las MEDITACIONES DIARIAS de cada semana, pincha en las imágenes a continuación…

Meditaciones diarias

#MesDeMaría en nuestra parroquia

Celebración del Mes de María (Oraciones y Santo Rosario): 8 de noviembre al 8 de diciembre de 2021, a las 18:30 horas.

Santa Misa: 8 de noviembre al 8 de diciembre de 2021, a las 19:00 horas.

Rosario del Alba, Santa Misa y desayuno colectivo: Cada sábado a las 7:00 de la mañana. 

 Amando a Jesús con el corazón de María (actividad especial): Cada sábado entre 9:30 y 11:30.

Oración inicial

¡Oh María!, durante el bello mes que te está consagrado, todo resuena con tu nombre y alabanza. Tu santuario resplandece con nuevo brillo, y nuestras manos te han elevado un trono de gracia y de amor, desde donde presides nuestras fiestas y escuchas nuestras oraciones y votos.
Para honrarte, hemos esparcido frescas flores a tus pies, y adornado tu frente con guirnaldas y coronas. Mas, ¡oh María!, no te das por satisfecha con estos homenajes. Hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan y coronas que no se marchitan. Éstas son las que Tú esperas de tus hijos, porque el más hermoso adorno de una madre es la piedad de sus hijos, y la más bella corona que pueden depositar a sus pies, es la de sus virtudes.
Sí, los lirios que Tú nos pides son la inocencia de nuestros corazones. Nos esforzaremos, pues, durante el curso de este mes consagrado a tu gloria, ¡oh Virgen Santa!, en conservar nuestras almas puras y sin manchas, y en separar de nuestros pensamientos, deseos y miradas aun la sombra misma del mal.
La rosa, cuyo brillo agrada a tus ojos, es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos. Nos amaremos, pues, los unos a los otros, como hijos de una misma familia, cuya Madre eres, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal.
En este mes bendito, procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que te es tan querida, y con tu auxilio llegaremos a ser puros, humildes, caritativos, pacientes y esperanzados.
¡Oh María!, haz producir en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes; que ellas broten, florezcan y den al fin frutos de gracia, para poder ser algún día dignos hijos de la más santa y la mejor de las madres. Amén.

Oración final

“¡Oh María, Madre de Jesús, nuestro Salvador y nuestra buena Madre! Nosotros venimos a ofreceros, con estos obsequios que colocamos a vuestros pies, nuestros corazones, deseosos de seros agradables, y a solicitar de vuestra bondad un nuevo ardor en vuestro santo servicio. 
Dignaos presentarnos a vuestro Divino Hijo, que en vista de sus méritos y a nombre de su Santa Madre, dirija nuestros pasos por el sendero de la virtud; que haga lucir con nuevo esplendor la luz de la fe sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del error; que vuelvan hacia El, y cambie tantos corazones rebeldes, cuya penitencia regocijará su corazón y el vuestro. 
Que convierta a los enemigos de su Iglesia, y que, en fin, encienda por todas partes el fuego de su ardiente caridad; que nos colme de alegría en medio de las tribulaciones de esta vida, y de esperanza para el porvenir”. Amén.

Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe

Asamblea Eclesial de América Latina y El Caribe

¿QUÉ ES?

En palabras del Papa Francisco, "es una convocatoria a todo el Pueblo de Dios a participar en un evento que marca el inicio de un camino sinodal (relativo a asamblea), donde laicos, consagrad@s y clero serán protagonistas". Esta Asamblea incluye un PROCESO DE ESCUCHA, mediante el cual se tomará nota de las ideas, sugerencias, observaciones y todo tipo de aportes tributados por cada país de la región latinoamericana y caribeña. En términos más resumidos, es un proceso de consulta pública.

Llamado del Papa Francisco a la participación

El proceso de escucha general de toda la Asamblea se llevará a cabo entre abril y julio de 2021. En el caso de Chile, la Conferencia Episcopal informó:

Este jueves 22 de abril a las 18:30 hrs. se realizará vía online la presentación de esta importante etapa de la Asamblea, para motivar una amplia participación de personas y comunidades de Chile en esta inédita experiencia de escucha, diálogo y sinodalidad a nivel regional.

¿Cómo participo en el proceso de escucha?

Todas las personas que deseen participar deberán inscribirse en el enlace https://asambleaeclesial.lat/escucha/.  «Un equipo está disponible para asistir en todo lo que se necesite a través del correo escucha@asambleaeclesial.lat», dice el sitio web.

Podrán participan todas las mujeres y hombres que conforman la Iglesia en América Latina y el Caribe y quieran aportar su palabra y testimonio por medio de tres modalidades:

Las comunidades o grupos que se organizan para responder a las preguntas que propone el cuestionario de participación grupal.

Una persona también puede subir su aporte en el módulo de participación personal.

Foros temáticos (pueden ser sincrónicos o asincrónicos, es decir, en tiempo real de manera virtual o a lo largo de un período específico, a través de una plataforma digital).

Fuente: https://asambleaeclesial.lat/

Pentecostés 2021

Pentecostés 2021

"Tu amor es como un fuego"...

"Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen. Moraban entonces en Jerusalén judíos, varones piadosos, de todas las naciones bajo el cielo.  Y hecho este estruendo, se juntó la multitud; y estaban confusos, porque cada uno les oía hablar en su propia lengua" (Hechos 2: 1-6).

En el Antiguo Testamento, el día de Pentecostés constituía la fiesta de la cosecha y, posteriormente, los israelitas, la unieron a la Alianza en el Monte Sinaí, 50 días después de la salida de Egipto.

Originalmente se denominaba “fiesta de las semanas” y tenía lugar siete semanas después de la fiesta de los primeros frutos (Lv 23: 15-21). 

 Siete semanas son cincuenta días; de ahí el nombre de Pentecostés (= cincuenta).

En 2021 corresponde al domingo 23 de mayo.

Fuente: iglesia.cl

¿Quién es el Espíritu Santo?

Jesús describió al Espíritu Santo como el gran ayudador de aquellos hombres y mujeres que buscaran la orientación de Dios:

Sin embargo, cuando llegue aquél, el espíritu de la verdad, él los guiará a toda la verdad, porque no les hablará por su propio impulso, sino que hablará las cosas que oye, y les declarará las cosas que vienen» (Jn 16:13).

Los dones del Espíritu Santo son: sabiduría, entendimiento, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios.

La mejor manera de relacionarse con el Espíritu Santo y asimilar su mensaje, es justamente apelando a la promesa de que Él nos guiaría a la verdad.

 

Te invitamos a reflexionar acerca de sus dones y sobre ese maravilloso privilegio de poder comunicarnos con Él y de recibir su guiatura sobrenatural.