La campaña Cuaresma de Fraternidad 2020, comenzará el próximo 26 de febrero con la misa del Miércoles de Cenizas. Según lo informó la organización homónima en su sitio web, la iniciativa se orienta a recaudar nuevos fondos para apoyar proyectos y el trabajo social desarrollado por las diócesis y parroquias, en beneficio de las personas más vulnerables dentro la comunidad inmigrante.

Cuaresma de Fraternidad es una iniciativa que la Iglesia Católica desarrolla desde 1982, mediante la Pastoral Social de la Conferencia Episcopal de Chile y la organización CARITAS. Desde 2019 y hasta 2021, la campaña se enfocará en la comunidad inmigrante, a propósito del creciente flujo de personas llegadas desde otras naciones, procurando mejoras en sus vidas y en la de seres queridos que están lejos.

Los proyectos y obras priorizados a través de la organización Cuaresma de Fraternidad son aquellos vinculados a los principios de acogida, protección, promoción e integración. Con los fondos recaudados durante 2019, será posible apoyar 39 proyectos en todo Chile.

El lema de la campaña 2020 es “Tu Aporte y el nuestro, Esperanza de todos”; la misma se extenderá hasta el 5 de abril, día de Domingo de Ramos.

Distribución de los fondos recaudados entre 2016 y 2018. El 60% es destinado a las diócesis para sus programas de acción social ; el 30% al Fondo Nacional que financia obras seleccionadas a través de proyectos; el 10% a cubrir gastos operacionales de laorganización Cuaresma de Fraternidad. Fuente: http://www.cuaresmadefraternidad.cl/uso_aportes.php

Diócesis se preparan

En la campaña 2019 la diócesis de Villarica aumentó su recaudación; esto se debe, según explica el encargado de Cuaresma de Fraternidad en esa dependencia, Héctor Sandoval, «a la implementación de un instructivo suministrado en cada parroquia y sacerdote, que luego es distribuido entre pastorales, grupos, movimientos, colegios, etc. Entre otras cosas, recomendamos enumerar las alcancías, de modo que sean asociadas a las personas que las reciben y su dirección. Así, al término de la campaña, esto facilita su devolución y se optimiza la recaudación».

La encargada de Cuaresma de Fraternidad en Chillán, Julia de la Fuente, señala que el material para la campaña comenzó a distribuirse desde diciembre 2019. “Luego, durante enero, hemos estado capacitando y sensibilizando a los adultos mayores y a las personas responsables de entregar las alcancías”.

El equipo de Cuaresma de Fraternidad invita a sumarse a la campaña, solicitando las alcancías y el material preparado en todas las parroquias del país para tales fines.

Si desea informarse mejor sobre las vías de recaudación, el destino de los fondos, algunos de los proyectos apoyados y otros detalles de la campaña, visite el sitio www.cuaresmadefraternidad.cl o la cuenta @CuaresmaChile en Twitter, Instagram y Facebook.