El Adviento marca el inicio del año de la Iglesia Católica, comienza el domingo más próximo al 30 de noviembre y culmina el 24 de diciembre; es decir, abarca los cuatro domingos anteriores a la fecha del nacimiento de Jesucristo. En este 2019, ese día es justo el 1° de diciembre.

El término «Adviento» proviene del latín adventus, que significa venida, llegada… El propósito de este evento cristiano es avivar en los creyentes la espera del Señor y, en general, cultivar la virtud de la esperanza.

Las dos etapas del Adviento

El Adviento comprende dos partes, una comienza el primer domingo del período y se extiende hasta el 16 de diciembre; se orienta a fijar la esperanza en la venida de Cristo o el final de los tiempos. La segunda se cuenta entre el 17 de diciembre y el 24 de diciembre; es la llamada «Semana Santa» de la Navidad y se enfoca en la conmemoración del nacimiento de Jesús, nuestro salvador.

Datos de cultura general

  • El color usado en la liturgia durante este tiempo es el morado.
  • Las lecturas bíblicas se toman sobre todo del libro del profeta Isaías y otros del Antiguo Testamento, que profetizaron la llegada del Mesías.
  • Isaías, Juan Bautista y María son los modelos de creyentes que la Iglesias pone de ejemplo a los fieles para preparar la venida del Señor Jesús.
  • En este tiempo suele ponerse en práctica la tradición de la «corona de Adviento», que consiste en armar un círculo con ramas verdes y adornarlo con tres velas moradas y una rosada; estas se van prendiendo progresivamente con los domingos del aviento, sumando una oración especial.
  • El color morado en la corona representa el debido espíritu de vigilia, penitencia y sacrificio frente a la segunda llegada de Cristo; el rosado simboliza el gozo que sentimos a propósito de su nacimiento.

Fuente: Agencia Católica de Informaciones (Aciprensa).

Edición: Prensa Parroquia San Lázaro.