El mes de María comenzó este 8 de noviembre en todos los rincones chilenos, orientado a venerar con especial devoción a la mujer que fue elegida desde el cielo para llevar en su vientre al Dios encarnado, al redentor de la humanidad, Cristo Jesús.

Según las reseñas históricas mejor documentadas, esta tradición se remonta al Siglo XIII. Los referentes indican que comenzó en el actual territorio español y se fue extendiendo hacia otros países europeos, con expresiones que incluyen poemas, canciones, ofrendas florares y oraciones especiales.

Hoy día, la fiesta católica tiene lugar en los países del hemisferio norte cada mes de mayo, en plena primavera. En el caso de los países ubicados en el hemisferio sur, como Chile, la celebración tiene su equivalente estacional entre noviembre y diciembre.

El mes de María concluye el 8 de diciembre, Día de la Inmaculada Concepción.