La noche del 24 de diciembre se celebró como todos los años la Misa del Gallo, donde celebramos el nacimiento del niño Jesús, y recordamos el inmenso amor de nuestro Dios por nosotros, que nos envío a su único hijo a servir y llenarnos de amor.

El templo estaba lleno con más de 400 personas, quienes en familia compartieron la palabra, y por supuesto recibieron el cuerpo de Cristo.

Les dejamos alguna imágenes de esa noche.

Ver Galería de Fotos.