Este domingo 8 de mayo, nuestros Catequistas renovaron su compromiso y la comunidad rezó por ellos, por su trabajo, sacrificio y amor!

Los catequistas trabajan para despertar, madurar y educar la fe de nuestra comunidad. Ellos se dedican a preparar niños, jóvenes, adultos, matrimonios y personas con discapacidad para recibir los sacramentos y, en definitiva, para seguir a Jesucristo.

Las manos del catequista, como buen educador,
Saben acoger, abrazar y perdonar…
Así borran los errores del “cuaderno de la vida”.
Son manos que escriben en la pizarra del corazón,
Lo único necesario de saber: “Dios es Amor”.

¡Feliz Día Catequistas!


 

Algunas fotos de la renovación del compromiso.

[Not a valid template]