Parroquia de San Lázaro

San Lázaro 2021

Lázaro, el amigo por quien Jesús lloró

Hay algunos episodios en los evangelios que reseñan el paso de Jesús hombre por la tierra, en los que nos queda intensamente claro que era humano, ser humano, igual que tú y que yo.

La resurrección de Lázaro, San Lázaro, por ejemplo, nos ilustra esa humanidad de nuestro Salvador. Jesús tenía una relación de amistad profunda con Lázaro y sus dos hermanas, María y Marta. Las escrituras dicen que el Mesías los amaba, que ellos eran especiales para Él en gran medida. ¿Te imaginas ser amigo del Príncipe de Paz en esos términos?

Más aún que la amistad, los hechos reseñados en el capítulo 11 del evangelio de Juan indican que Jesús lloró y sintió gran tristeza cuando supo que su amigo Lázaro había fallecido.

De modo que Lázaro, además de vivir la gloria de ser resucitado cuatro días después de su muerte, de ser llamado y levantado de la tumba por el mismísimo Dios encarnado, pasó a la historia como un amigo tan querido por Él, que lo conmovió hasta el llanto.

Jesús nos llora

Lázaro, de quien orgullosamente tomamos el nombre para nuestra parroquia, no vivió durante los mismos días de Jesús de Nazaret y fue resucitado por el Hijo de Dios por casualidad.

Su propósito de vida fue legar un testimonio histórico en el que encontramos un equivalente perfectamente comparable a nuestra propia resurrección.

Jesús nos ama y nos llora cuando estamos atrapados en la tumba de la muerte espiritual. Entiéndase por muerte espiritual cualquier vida en la que Dios no tiene cabida, y por ende, envuelta en tinieblas. Jesús llora a las víctimas de la disfuncionalidad familiar, a los niños y niñas abusad@s, a los jóvenes sumidos en adicciones degradantes, a las mujeres con su dignidad y autoestima laceradas, a los hombres atrapados en la frustración y el fracaso, a los seres humanos que prefieren el suicidio en lugar de padecer el vacío insondable de una vida sin propósito ni sentido.

Pero el Nazareno también viene a nuestra Betania, a nuestra aldea, para atender el clamor de quienes sufren con nuestra desgracia y claman ante Dios por nosotros. Estas son personificadas por Marta y María, las hermanas de Lázaro, quienes mandaron a llamar a Jesús para que lo salvara cuando enfermó.

Luego, felizmente, Jesús ordena a los ángeles que corran la piedra con la está sellada nuestra tumba, y ejecuta el llamado… Nos dice, «Yesenia», «Fernando», «Constanza», «Javier»… «¡Te mando a que te levantes y vengas afuera!».

Nótese que Jesús no entró a la tumba, donde reinaban las tinieblas, sino que atrajo a Lázaro hacia donde estaba Él, y donde la luz del día dominaba. He allí otro símil de lo que ocurre en el plano espiritual cuando somos llamados por el Cordero de Dios que lava y quita los pecados del mundo.

Otro detalle que no debe pasar desapercibido tiene que ver con lo que hizo Lázaro, quien obedeció, quien aprovechó la oportunidad y fue testimonio de lo que Jesús era -Y ES- capaz de hacer, con lo cual muchos creyeron y se convirtieron a la verdad, el camino y la vida. Cada vez que Cristo rescata una vida, SIEMPRE hay testigos que se asombran con el poder de su amor irresistible y también corren a quien nos dice… «Yo soy la luz del mundo».

La historia de San Lázaro no es leyenda ni mitología. Los hechos en torno a este y otros milagros de Jesús de Nazaret constituyen registros históricos que no han podido ser desmentidos por los análisis más rigurosos de la academia.

Cada 17 de diciembre conmemoramos a San Lázaro y celebramos esa promesa de vida que surgió a través de su testimonio. Aquel suceso tiene su equivalente cada vez que Jesús nos rescata de la muerte espiritual cuando lo conocemos, cuando dejamos de vivir sin propósito y pasamos, a través de Él, de las tinieblas a la luz, de nuestra historia AC, antes de Cristo, a nuestra era DC, después de Cristo.

Jesús te llora, y mueve ángeles por ti, y te llama para rescatarte de la oscuridad que reina en las tumbas espirituales. Y no solo eso, sino que además derramó, voluntariamente, su sangre divina e inocente para reclamar nuestras vidas al reino de las tinieblas: «Son míos. Dámelos», dijo.

Adviento 2021

Adviento 2021

Adviento: ¡Te esperamos, Señor!

Color litúrgico

Lecturas bíblicas

Tiempo de Adviento

Corona de Adviento

La Corona de Adviento tiene su origen en una tradición pagana europea que consistía en prender velas durante el invierno para representar al fuego del "dios sol", a fin de que "regresara con su luz y calor durante el invierno". Los primeros misioneros aprovecharon esta tradición para evangelizar a las personas. Partían de sus costumbres para enseñarles la fe católica. Fuente: aciprensa.com

Mes de María 2021

Mes de María 2021

«“¡Alégrate, María!”...
Bajo tu amparo nos volvemos a encontrar»

Desde el 8 de noviembre y hasta el 8 de diciembre, Día de la Inmaculada Concepción, celebraremos una edición más del MES DE MARÍA. En esta oportunidad, la Conferencia Episcopal de Chile (CECh) ha definido como lema, «“¡Alégrate, María!”. Bajo tu amparo nos volvemos a encontrar», evocando la anunciación que el ángel Gabriel hiciera a la madre del Mesías, registrada en Lucas, cap. 1:28.

La Librería Pastoral de la CECh y la Pastoral Universidad Católica editaron en conjunto una nueva versión del Mes de María para este año 2021, con la idea de acompañar y animar las celebraciones a través de las cuales tantas comunidades se volverán a reunir a lo largo del país. Si desea adquirirla, lea más aquí.

Si quiere acceder a las MEDITACIONES DIARIAS de cada semana, pincha en las imágenes a continuación…

Meditaciones diarias

#MesDeMaría en nuestra parroquia

Celebración del Mes de María (Oraciones y Santo Rosario): 8 de noviembre al 8 de diciembre de 2021, a las 18:30 horas.

Santa Misa: 8 de noviembre al 8 de diciembre de 2021, a las 19:00 horas.

Rosario del Alba, Santa Misa y desayuno colectivo: Cada sábado a las 7:00 de la mañana. 

 Amando a Jesús con el corazón de María (actividad especial): Cada sábado entre 9:30 y 11:30.

Oración inicial

¡Oh María!, durante el bello mes que te está consagrado, todo resuena con tu nombre y alabanza. Tu santuario resplandece con nuevo brillo, y nuestras manos te han elevado un trono de gracia y de amor, desde donde presides nuestras fiestas y escuchas nuestras oraciones y votos.
Para honrarte, hemos esparcido frescas flores a tus pies, y adornado tu frente con guirnaldas y coronas. Mas, ¡oh María!, no te das por satisfecha con estos homenajes. Hay flores cuya frescura y lozanía jamás pasan y coronas que no se marchitan. Éstas son las que Tú esperas de tus hijos, porque el más hermoso adorno de una madre es la piedad de sus hijos, y la más bella corona que pueden depositar a sus pies, es la de sus virtudes.
Sí, los lirios que Tú nos pides son la inocencia de nuestros corazones. Nos esforzaremos, pues, durante el curso de este mes consagrado a tu gloria, ¡oh Virgen Santa!, en conservar nuestras almas puras y sin manchas, y en separar de nuestros pensamientos, deseos y miradas aun la sombra misma del mal.
La rosa, cuyo brillo agrada a tus ojos, es la caridad, el amor a Dios y a nuestros hermanos. Nos amaremos, pues, los unos a los otros, como hijos de una misma familia, cuya Madre eres, viviendo todos en la dulzura de una concordia fraternal.
En este mes bendito, procuraremos cultivar en nuestros corazones la humildad, modesta flor que te es tan querida, y con tu auxilio llegaremos a ser puros, humildes, caritativos, pacientes y esperanzados.
¡Oh María!, haz producir en el fondo de nuestros corazones todas estas amables virtudes; que ellas broten, florezcan y den al fin frutos de gracia, para poder ser algún día dignos hijos de la más santa y la mejor de las madres. Amén.

Oración final

“¡Oh María, Madre de Jesús, nuestro Salvador y nuestra buena Madre! Nosotros venimos a ofreceros, con estos obsequios que colocamos a vuestros pies, nuestros corazones, deseosos de seros agradables, y a solicitar de vuestra bondad un nuevo ardor en vuestro santo servicio. 
Dignaos presentarnos a vuestro Divino Hijo, que en vista de sus méritos y a nombre de su Santa Madre, dirija nuestros pasos por el sendero de la virtud; que haga lucir con nuevo esplendor la luz de la fe sobre los infortunados pueblos que gimen por tanto tiempo en las tinieblas del error; que vuelvan hacia El, y cambie tantos corazones rebeldes, cuya penitencia regocijará su corazón y el vuestro. 
Que convierta a los enemigos de su Iglesia, y que, en fin, encienda por todas partes el fuego de su ardiente caridad; que nos colme de alegría en medio de las tribulaciones de esta vida, y de esperanza para el porvenir”. Amén.

Procesión Virgen del Carmen 2021

"Virgen del Carmen, a tus pies nos volvemos a encontrar"

El título corresponde al lema de la tradicional procesión en homenaje a la Virgen del Carmen, que este año tendrá lugar el próximo 26 de septiembre, Día de la Oración por Chile.

El portal virgendelcarmen.cl explica el evento mariano partirá desde la Plaza de Armas de Santiago, a las 4:00 de la tarde de ese domingo, y que, previamente, la imagen de la Virgen será expuesta en la Catedral a las 3:30 pm.

Luego de más de un año de pandemia, tenemos la alegría de compartirles que celebraremos la festividad en que agradecemos, honramos y pedimos la intercesión especial de nuestra Reina y Patrona por nuestra patria».                      Francisca Abogabir, vicepresidenta de la Cofradía Nacional del Carmen.

«A las 16:00 horas comenzará el recorrido por calle Catedral hasta Morandé, pasará frente al ex Congreso Nacional y seguirá por Compañía. Luego volverá a Plaza de Armas, donde a las 17:00 horas, comenzará la celebración eucarística presidida por el Arzobispo de Santiago, cardenal Celestino Aós, con la presencia de los fieles que podrán ver pasar la imagen de la Virgen desde las calles por las que avanzará el anda.

Este año no habrá delegaciones oficiales que caminen junto a la Virgen, ya que solamente participarán delegaciones del anda, de Fuerzas Armadas y un grupo reducido de camareras caminando junto a la imagen. El resto de los fieles que participe, podrá tener acceso solo por las calles por las cuales pasará la Virgen o en el sector de Plaza de Armas, para luego, asistir a la misa, que se celebrará en el frontis de la Catedral a las 17:00 horas».
Fuente: iglesiadesantiago.cl

Patrona de Chile

El 24 de octubre de 1923, un decreto del Papa Pío XI formalizó el nombramiento de la Virgen del Carmen como Patrona de Chile.
  • Desde que María, la madre de nuestro Señor Jesuscristo, se presentó ante San Simón Stock, superior de la orden religiosa que se había establecido en el Monte Carmelo (hoy día conocida como Orden de los Carmelitas), en Israel, la veneración de la Virgen del Carmen comenzó a expandirse por todo el mundo.
  • Dicho evento, según los registros de la Orden de los Carmelitas, tuvo lugar el 16 de julio de 1251. Por ello, cada año rendimos honores y celebramos la devoción a la Virgen del Carmen, quien es reconocida como patrona de Chile y de numerosos pueblos e instituciones de España, Italia y toda Latinoamérica.