El padre Rafael Pereira Barbato OMD envió un mensaje desde su lugar de servicio, un hospital en Roma, la capital de Italia, a propósito de la contingencia mundial generada por el covid-19.

«Aunque la situación es difícil, leemos todo como una gracia, por la posibilidad de estar junto a quienes están sufriendo», afirma.

“El peor enemigo es el alarmismo, el terror, la indiferencia y la superficialidad (…). Les pido impregnarse de obediencia, responsabilidad y amor a los demás”.

Este es su mensaje completo: