Desde el 13 de abril, la sede de la Parroquia del Sagrado Corazón de la Alameda, en la comuna Estación Central, pasó a ser un albergue para refugiar a 20 adultos mayores en situación de calle, a propósito de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia de covid-19.

«Estos hermanos podrán permanecer acá las 24 horas del día y los siete días de la semana, para resguardarse de un posible contagio. Por otra parte, algunos trabajadores de la parroquia estarán también prestando servicios”, acotó el padre Javier Concha, párroco del Sagrado Corazón de la Alameda.

El Intendente de Santiago, Felipe Guevara, estuvo presente en el hito inaugural junto al alcalde de Santiago, Felipe Alessandri.

“Hay 6.805 personas que están en situación de calle en nuestra región Metropolitana. Casi 3 mil, o sea, poco menos de la mitad, son adultos mayores. Quiero agradecer a la Iglesia por el espacio que nos brinda, está realmente en muy buenas condiciones. (…) Vamos a incluir aquí servicios de higiene, alimentación, con la temperatura adecuada, hasta que pase la pandemia que estamos viviendo en Chile y en el mundo entero”, detalló Guevara.

El nuevo albergue se suma al edificio de la Vicaría de la Esperanza Joven, que está funcionando desde el viernes 10 de abril con el mismo propósito. Ambos espacios son parte de los 17 que la Iglesia de Santiago puso a disposición de la autoridad sanitaria.

“Esto es parte de la etapa de implementación de los espacios eclesiales ofrecidos por la Iglesia de Santiago. Nos alegra que esto ocurra el lunes de Pascua; estos hermanos en situación de calle, hoy tienen una buena noticia y una esperanza que viene del Señor resucitado en su Iglesia», afirmó el vicario general del Arzobispado de Santiago, Cristian Roncagliolo.

Fuente: iglesiadesantiago.cl